Por: Iván Serrano Jauregui*

Mansión Magnolia puede ser un excelente sitio para realizar celebraciones como bodas, quince años, primeras comuniones o posadas de oficina; su estructura recuerda a la Guadalajara de fincas de arquitectura ecléctica que tuvieron fama a principios del siglo XX, aquellas que hoy son apreciadas por sus columnas, mosaicos, patios, vitrales y candelabros de cristal. Este sitio ubicado en el Centro Histórico de la ciudad ha sido en los últimos años el lugar propicio para que talentos internacionales de la música house, alternativa, nu-disco y minimal se presenten ante el público tapatío.

James Smith es parte de la lista de estos talentos creadores de sets musicales (DJ’s) que han llegado a esta casona para crear una fiesta; una que en esta ocasión se llenó de admiradores que conocen su trabajo a partir de The XX, consagrada agrupación indie de la que adopta el nombre que le da referencia dentro de la escena de musical a nivel mundial, Jamie XX.

El músico originario de Londres tuvo su presentación en el 636 de la Calle Madero el jueves 9 de abril en la noche. Fue a la una de la mañana en punto cuando el DJ que se encargó de dotar los sonidos que concretaron la atmósfera festiva y expectante. Entre el público crecía el unísono incesante de “Jaime, Jaime” con un dejo de aprecio hacia el europeo que en anteriores ocasiones ya se había presentado en la ciudad.

La bola disco que colgaba a la par de un candelabro reflejaba rayos dorados que resultaron aditivos para el primer tema que Jamie tocó; era Gosh, parte de su próximo álbum debut. Los riffs que evocan a la era disco motivaron a quienes minutos antes realizaban tímidos movimientos de cuerpo, a que los hicieran con más vehemencia y al mismo tiempo lucharan por permanecer cercanos al escenario.

En el escenario montado a un contado del patio donde servían las bebidas, estaba el punto donde Jamie XX se valía del set de viniles para generar las secuencias musicales, el mismo sitio el que parecía estar una pirámide dorada. La audacia del músico dio largo aliento a cada una de las piezas que se iban transformando hasta que se identificaban otras composiciones; así fue como siguió Sunset, canción del segundo disco The XX, Coexist.

Siguieron los sonidos de Let it happen, el nuevo disco de la agrupación Tame Impala que a través de un nutrido remix fungió como un adelanto de lo que la banda australiana ofrecerá en la gira que está por realizarse.

El ritmo subía y bajaba en función del flujo de energía que manejaban los asistentes; así fue como James Smith mezcló I’ll take care of U, de su disco We’re New Here del 2011 en el que se valió del talento de Gil Scott Heron.

Más de dos horas fue lo que duró la presentación de Jamie XX. Las cervezas y bebidas energéticas fueron constantemente demandadas en la mansión, los asistentes iban y venían con su trago en mano; mientras tanto la mezcla del intro de All under one roof raving, comenzó a sonar, aunque sólo hayan sido las voces del inicio la canción y cuya calidad era como si provinieran de cintas magnéticas; en esta ocasión los beats de la canción no fueron necesarios.

Cerca del final se escuchó la mezcla de Sleep Sound, de You got the love, que es original de la banda Florence and The Machine. Siguió con Loud places de su trabajo debut y cerró con la afamada Girl.

Los presentes, que para las 3:00 am ya eran mucho menos que los que había unas horas antes, se retiraron dejando a una mansión que continuará como punto de encuentro de aficionados del electro-indie, junto a los exponentes consagrados de este género.

Comments

comments