Por: Ángel Cortés*

En la zona de Johnson Controls/LTH en #CPMX8 se presentó el empresario Ricardo Rocha con la conferencia “De hobby a empresa”, para orientar a los campuseros en cómo convertir las aficiones, sueños o pasatiempos en una empresa, además de compartir sus experiencias de proyectos realizados, como su trabajo con Disney o su participación en la creación del estadio de futbol del club Monterrey.

Ricardo Rocha es un arquitecto con maestría en innovación de negocios, emprendedor e innovador; desde pequeño tuvo una afición con las maquetas que fue la razón del porqué se interesó en esa licenciatura, cuando era adolescente “descubrió” las maquetas en 3D y desde entonces se ha especializado en la edificación virtual de esas construcciones, además de estar involucrado en la realización de videojuegos con su empresa Games Starter.

Además es un ex-profesor del Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey (CEDIM) y la Universidad de Monterrey (UdeM), y un fanático declarado de la industria de los videojuegos, otro de sus hobbies.

“Crear una empresa no es solamente emprender, es hacer de todo”

Ricardo invita a los campuseros a participar en todas las áreas de la compañía para construir la empresa y poco a poco encontrar gente que le guste lo mismo que a ti, que sean “bichos raros” como él dice entre risas.

El empresario declara que él no trabaja, que nunca ha trabajado, le pagan por hacer su hobby, que la clave está en nunca perder la pasión y si eso te gusta jamás la perderás. “El decir voy a trabajar, voy a mi oficina o voy a mi empleo, ahí es cuando empiezas a trabajar, a mi no me gusta trabajar, yo disfruto de mi hobby” aclara.

Para este emprendedor la afición se convierte en empresa cuando alguien comienza a pagarte por tu idea, cuando alguien te pregunta “¿cuánto me cobras por hacer tu hobbie?”, también al momento en que comienzas a tener una responsabilidad personal, cuestiones de empleados, pagar impuestos, formas legales o comerciales.
El motor fundamental de estos proyectos que terminan siendo empresas es la pasión, “sin la pasión no hay nada, es el impulso, también hay que ser autodidacta”. También comenta que la parte más difícil de los proyectos es venderlo, darlo a conocer, comenzar haciéndolo gratis para después cobrar, verlo de una manera en la que puedas emprender, afirma el ponente.

Ricardo Rocha considera que él posee las características necesarias para ser un buen emprendedor: ser terco, líder y tener mucha ambición, haciendo énfasis en esta última y terminando así la conferencia pidiéndole a la gente que tengan ambición en sus proyectos impulsados por la pasión de su afición.

Comments

comments