Por: Juan José López*

La presentación del libro Mexicanos al grito de Trump de la periodista mexicana Eileen Truax tuvo la sorpresiva presencia de Mafalda Guetta, ‘dreamer’ de origen mexicano y protagonista de una de las trece historias que contiene el libro.

Durante la presentación llevada a cabo en la décima tercera edición del Encuentro Internacional de Periodistas, Mafalda cristalizó las ideas que la autora plantea en la obra al contar su experiencia como emigrante en el país vecino y los retos que representa superar una discapacidad.

“Mexicanos al grito de Trump” son historias de triunfo y resistencia en Estados Unidos.

La mesa contó con la presentación de Jon Lee Anderson, periodista estadounidense, quien ayudó a plantear el contexto del problema de la xenofobia y discriminación que siempre ha afectado a las comunidades internacionales que viven en Estados Unidos, en especial la de los mexicanos.

Aunque el título del libro se refiere al actual presidente de los Estados Unidos de América, Eileen puntualizó que esta obra no habla de Trump, ni tampoco exclusivamente de los problemas que está enfrentando la comunidad latina en este último año, sino que a través de trece historias narra el panorama que han tenido por décadas y con distintos personajes en la Casa Blanca. De igual manera señaló que existe un prejuicio del porqué los migrantes buscan llegar a ese país, el dinero no es el único motivo.

Hay diferentes razones por las cuales los mexicanos migramos, muchas de las veces sí buscamos una mejor situación económica, pero también se migra porque la tierra dejó de producir; a veces por violencia, porque si no te vas te matan, no vas a buscar una mejor vida, vas a salvar tu vida; a veces se migra porque te discriminan o te violentan por tu orientación sexual, entonces te vas a Estados Unidos porque ahí encuentras espacios donde puedes asumir tu identidad.

Mafalda migró con sus padres y su hermano gemelo a la edad de un año. Le diagnosticaron y para las autoridades de salud en México estaba sentenciada a pasar su vida en cama. Los asistentes del Encuentro Internacional de Periodistas la vieron subir al pódium y tuvieron la oportunidad de escuchar su testimonio.

Se enteró que era migrante hasta la preparatoria y en cuanto lo supo se integró a un grupo de soporte conformado por 8 personas. Ahí encontró ayuda y orientación para calmar el miedo que sentía, debido a que la sociedad, según cuenta Malfata, te hacen creer que un indocumentado no puede estudiar, no puede cumplir sus sueños. Aceptó que la realidad no es así, pero es porque la comunidad no se deja vencer, busca apoyo y respeto a sus derechos.

Actualmente el grupo al que pertenece está conformado por 40 estudiantes y Mafalda es un gran soporte para sus compañeros.

Comments

comments

Redacción
Experimentación sonora en labradiocuci.com