Drones para enseñar a programar de forma dinámica y divertida #TalentLand

102


Por: Diana Barajas*

Los drones ahora son una herramienta educativa para enseñar a las niñas y niños a programar y con ello incrementar sus conocimientos y habilidades, así como también del público interesado en aprender. Montserrat Dávila, especialista en Sistemas Computacionales y encargada del stand Tecnológico de Monterrey en Talend Land 2018.

El objetivo es hacerles ver que la programación y la ingeniería no es tan aburrida como podría verse en algunos casos.

Estos drones tienen forma de esfera, son de la familia del Droide BB-8, de la famosa saga Star Wars, lanzado el año pasado por la compañía tecnológica Sphero. Según Montserrat es como “el hermano menor”.

Esta esfera educativa se utiliza para dar clases de programación a niñas y niños desde primaria hasta preparatoria. Funciona a través de una app de Smartphone en la que se eligen los comandos que pueden utilizarse de tres formas: dibujo, bloques o texto.

El primero consiste en dibujar en la pantalla táctil del móvil la secuencia que el dron seguirá, por ejemplo, si dibujas un cuadrado el dron se moverá en forma cuadrangular.

La segunda es por medio de bloques, consiste en controlar las acciones que hará el robot con un sistema de jerarquización de comandos, que definirán si debe rodar, girar, estabilizarse y funciones lógicas básicas. Aunque comenta Montserrat, que el primer paso en este proceso de aprendizaje es enseñarlos a pensar de manera lógica y ejercitarlos en la solución de problemas prácticos, para que sepan emplear los comandos de bloques de manera adecuada.

Y la tercera opción es programación con texto, donde bastará con escribir las acciones que realizará el droide. Estos droides pueden comprarse en línea por un costo de 150 dólares, no requieren un trato especial o mantenimiento constante. Se emplean en talleres y cursos secuenciales en el Tec de Monterrey, con la finalidad de que las niñas y niños se interesen en programar y descubran que no es tan aburrido como parece.

Montserrat Dávila, explicó que la idea de utilizarlos surgió luego de ir a un congreso y verlos en acción, “nos llamó mucho la atención porque necesitamos algo que despierte el interés de las personas, que se vea atractivo y que los acerque a programas un poco más avanzados”.

Comments

comments