Desapariciones, una lucha constante en México

282

Por: Mariana González Quintero*
“Nosotros los padres [de los desaparecidos] nos damos a la tarea de buscar a nuestros hijos cuando nos damos cuenta de que nadie los busca. Nos convertimos en abogados, en investigadores, en forenses”, dijo Leticia Vázquez Camarena, madre de Erika Berenice Cueto Vázquez, desaparecida desde el 12 de noviembre del 2014 en Puerto Vallarta, en el foro Desaparecidos en Jalisco: análisis desde el periodismo y el derecho realizado el pasado 7 de mayo en el Centro Universitario de la Ciénega.

En el encuentro, que buscó dar un panorama general sobre las desapariciones en Jalisco, también participaron Claudia Vanessa, madre de María Fernanda Azpeitia, desaparecida desde el 26 de agosto del 2016, los periodistas Darwin Franco y Dalia Souza que cubren temas sobre desapariciones en estado, y la Doctora en Derecho, Carmen Chiñas Salazar.

Un proceso burocrático, lento y falto de empatía; una lucha constante y angustiosa, llena de trabas, omisión y deficiencia, así describieron los ponentes el proceso al que se enfrentan quienes tienen un familiar desaparecido, y que advierten, se ha convertido en un problema de salud pública enmarcado en un contexto de violencia generalizada en el país.

Darwin Franco, conocido por su trabajo en este tema, aseguró que parte de esa carencia de seguridad deviene de la falta de garantías que el propio Estado tiene para sus ciudadanos. “No existe una condición real para solucionar el problema: se sigue cometiendo el delito, se siguen acumulando los expedientes, lo que genera mayor incapacidad en la investigación, y entonces no se localiza a las personas desaparecidas”, señaló.

En 9 de los 13 municipios que conforman la región Ciénega de Jalisco existen registros de personas desaparecidas. La Barca, Ocotlán y Atotonilco son los que mayor número de casos reportan, con 59, 45 y 38, respectivamente, dijo Dalia Souza según cifras del Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas. Sin embargo, la periodista aseguró que dichos datos carecen de certeza y que probablemente las cifras se triplicarían si hubiera mayor exactitud en la recolección de datos.

Visibilizar el problema

Chinas Salazar recomendó fomentar espacios para la discusión de temas como las desapariciones: “debemos ser conscientes que es un problema que cada vez está más cercano a nosotros”, afirmó, e hizo un llamado a cuestionar los discursos de las autoridades en los que en ocasiones se criminaliza a las víctimas.
Por otro lado Darwin Franco exhorto a los estudiantes a movilizarse: “nos toca como generación sacar el pecho, articular las ideas y hacer de nuestro corazón uno solo para poder ayudar”, sentenció.

Comments

comments