Guillermo Rivera: periodismo y libertad creativa

232

Por: Mariana González Quintero

Foto: Mariana González Quintero

“Cuando uno hace eso, escribir sobre lo que a uno le gusta, lo hace mucho mejor”, dijo el periodista Guillermo Rivera Velázquez en una charla impartida a los estudiantes de periodismo del Centro Universitario de la Ciénega. En la conferencia se habló sobre los procesos de producción de contenidos periodísticos y las libertades creativas con las que cuentan las nuevas generaciones en dichos procesos.

El trecho recorrido por Rivera Velázquez en las filas del periodismo le ha valido algunos reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo 2015 por la entrevista titulada ‘José Agustín: A day in the life’ y recientemente el Premio de Periodismo de Investigación sobre VIH-sida en América Latina y el Caribe en su edición 2017, por su texto ‘Tener VIH en el ejército mexicano: hombres sin derecho a llorar’, galardón conseguido por segunda vez consecutiva.

Emeequis y Vice son algunos de los medios en los que la pluma de Rivera Velázquez ha escrito, mismos que según dijo le han dado apertura para la cobertura de temas. Sin embargo, advirtió que es necesario estar convencido de las coberturas a realizar: “Más vale hacer algo que a uno le gusta porque si no, no le veo sentido, hacerlo hasta que uno esté convencido de que el trabajo es una chingonería”.

En la charla Guillermo Rivera alentó a los estudiantes a experimentar. “Somos de las generaciones que tanto [en el contenido] escrito como audiovisual ya se nos tiene permitido todo. Seamos libres en ese aspecto”, mencionó.

De las aulas a los medios

Tras su paso por las aulas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la Licenciatura en Comunicación y Periodismo, dijo tener algo claro: “Los reportajes escolares, las notas escolares, son una pincelada de lo que te vas a topar después. Solamente en el trabajo de campo es cuando tú te puedes empezar a formar”.

Aunque los maestros ofrezcan la teoría, “eso nada más es un idea, es el uno por ciento con lo que te vas a encontrar cuando ya lo tengas que hacer”, aseguró. Ahora, luego de algunos años de trayectoria, le ha aprendido a los gajes del oficio.

Competir es la palabra, pero Guillermo Rivera aseguró que no le gusta utilizarla. Aun así lo hace porque ese verbo explica la dinámica en la que los periodistas se ven envueltos a la hora de producir sus contenidos. “No me gusta mucho usar esa palabra porque suena a que las personas tienen que pelearse y no, pero si quieres que tu trabajo sea leído va a tener que ser mejor que el del otro”. Por ello aseguró, no ser el primero, sino el mejor.

Por último, recalcó que el convertirse verdaderamente en reportero y dejar de ser considerado como estudiante en las redacciones es tarea de uno mismo, al gual de la calidad que se le imprima a las tareas que se ejecuten. “Lo que tiene un periodista es su nombre, y si tú ese nombre no lo vas construyendo, no lo vas cargando de buenos trabajos, no tienes nada, se acaba”.

Comments

comments