Presentan resultados del diagnóstico situacional de la niñez en Ocotlán

307

Por: Mariana González Quintero*

Foto: Mariel Rojano

Los investigadores y miembros del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA) Ocotlán, Angélica Medrano Barba y Felipe Robinson Silva, presentaron los resultados del primer Diagnóstico situacional de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) en Ocotlán, convirtiéndose así en el primer municipio del estado en obtenerlo, según mencionaron.

Algunos ejes de dicha investigación fueron traídos del programa 25 al 25 de nivel federal que propone medidas integrales para el desarrollo de los NNA del país. Además consideraron otros cuatro ejes propios, que abarcan la magnitud, gravedad y tendencia de las problemáticas y la capacidad de resolverlas.

Los resultados arrojaron cuatro principales problemas que aquejan a la niñez ocotlense:

Contaminación:

El 87% de los niños y niñas de primaria, y 92% en secundaria, afirman vivir en un municipio contaminado. Al mantenerse una mayor cantidad de tiempo en el exterior los niños son los mayormente afectados.

Trabajo infantil:

31% de la muestra en primaria y 36% en secundaria indicó que trabaja o ha trabajado alguna vez en su vida. En ambos casos poco más del 50% de los encuestados, afirmaron tener empleos de riesgo como electricistas, carpinteros e incluso en bares.

Bullying en contexto escolar:

El 37% de la muestra en primaria y el 51% en secundaria, indicó una alta presencia de bullying al interior de sus establecimientos educacionales. Dicho contexto puede propiciar en el agresor actos delincuenciales en el futuro.

Alimentación deficiente:

En el caso de las primarias, el 29% de la muestra indicó consumir frecuentemente comida rápida, cifra que en las secundarias aumenta al 36%. La cifra puede aumentar si se toma en cuenta que existe un fácil acceso a la comida chatarra, tanto en planteles educativos de la ciudad como en las periferias.

Ambos investigadores esperan que luego de presentar los resultados las autoridades facultadas atiendan los problemas, debido a que SIPINNA Ocotlán únicamente cuenta con facultades de planeación y no operativas. Apelan también a la intervención de las autoridades en la creación de políticas públicas que respondan a la particularidad de los problemas.

Detalles de la muestra

La investigación tuvo una duración aproximada de siete meses y estuvo compuesta por tres fases. La primera fue la aplicación de encuestas a instituciones afiliadas a SIPINNA Ocotlán que trabajaran directamente con NNA.

En un segundo momento se realizó un muestreo en 20 planteles educativos públicos y privados, de primaria y de secundaria, con un rango total de 387 y 375 casos, respectivamente. Esta fue la parte fundamental de acuerdo a los investigadores, ya que buscaban la perspectiva del actor a estudiar, en este caso los niños.

La tercera fase consistió en un acercamiento etnográfico a diez NNA que se encontraran fuera del entorno educativo, algunos de ellos pertenecientes a colonias como Lázaro Cárdenas y Nuevo Fuerte.

Robinson Silva comentó que los problemas “no nacieron en esta administración y no se van a acabar en la misma”, sin embargo, expresó que investigaciones como esta sirven para generar datos propios del contexto y sus particularidades: “Si esto es lo que ocurre en Ocotlán, esto es lo que debemos atender”, dijo.

Además, destacó que realizar investigación en Ocotlán resulta un tanto complicado por la falta de recursos académicos. Según dijo parte de las iniciativas del desarrollo de la ciudad “parten de supuestos y buenas intenciones” y no de bases académicas. “Basta del sentido común (…) pongámonos a trabajar con datos reales”, señaló.

Los resultados completos aún no se encuentran disponibles al público, sin embargo, un adelanto de la investigación fue presentado en la mesa de trabajo en relación “Ocotlán, Ciudad de los Niños” el 29 de agosto pasado.

Comments

comments